Ville Yvoire, Francia

YVOIRE
La perla del lago Lemán
(Alta Saboya)
Y rival del célebre castillo de Chillon, el monumento más visitado de Suiza. En efecto, Yvoire ofrece la misma estampa anfibia, en el mismo lago, solo que en la orilla opuesta a Chillon, en la ribera meridional. Está, eso sí, mucho más cerca de Ginebra, que queda a un paso. Yvoire mete, como Chillon, sus pies en el agua y se rodea también de cisnes. El decorado es el mismo, fastuoso, con la línea azulada de los Alpes dibujando con labios de nieve el perfil del lago.

La posición de Yvoire sobre un promontorio ribereño encendió el apetito de los condes de Saboya, los porteros de los Alpes. En el siglo XIV, Amadeo V El Grande hizo reconstruir el castillo y rodear la villa de murallas. Desgraciadamente, de ese castillo solo queda la maciza torre de defensa, y no tuvo la suerte de recibir, como Chillon, la visita y los versos de Lord Byron. Algo mejor se han conservado las murallas, con dos puertas que cierran el paso a los coches y solo permiten el acceso peatonal. El casco antiguo es una delicia, con callejas que dejan sorprender a cada paso los reflejos del lago y el grandioso decorado alpino. El puerto no solo acoge embarcaciones deportivas o vapores de recreo, sigue habiendo algunos pescadores que explotan la riqueza piscícola de este lago profundo y cargado de misterios.

Dormir. Le Port*** (Port de Plaisance. Tlf. 00 33 04 50 72 80 17. www.hotelrestaurantduport-yvoire.org), en un emplazamiento privilegiado junto al puerto deportivo, con muros de piedra y, sin embargo, cálido y acogedor, con Spa y afamado restaurante.
Comer. Les Jardins du Léman (Grande Rue. Tlf. 00 33 04 50 72 80 32. www.lesjardinsduleman.com), pescados del lago y productos regionales tratados con creatividad, servicio cuidado y terraza panorámica.
No te lo pierdas. Un paseo en barco de vapor por el lago, cruzando a la suiza Nyon, que está justo enfrente, y a la Riviera suiza, célebre por sus blancos afrutados.

www.yvoiretourisme.com

Mapa